Haga clic aquí para todos los sufijos.

-ista    

 

Este es uno de los sufijos significativos que sirven para derivar nombres en español. Este grupo de sufijos es amplísimo; la nominalización es el tipo de derivación más productivo. Añadido a nombres de instrumentos de música, y nombres de algunos deportes, el sufijo -ista forma nombres que indican la persona cuya profesión es tocar ese instrumento o practicar ese deporte. Estos nombres sirven tanto para el masculino como para el femenino.

el piano (piano)

el/la pianista (pianist)

la guitarra (gitaar)

el/la guitarrista (gitarist)

el violín (viool)

el/la violinista (violist)

el fútbol (voetbal)

el/la futbolista (voetballer)

el tenis (tennis)

el/la tenista (tennisspeler)

 

Este sufijo también puede indicar la persona que tiene como profesión, o más generalmente, vive de lo indicado en la base.

el teléfono (telefoon)

el/la telefonista (telefonist)

la recepción (receptie)

el/la recepcionista (receptionist)

el diente (tand)

el/la dentista (tandarts)

 

El sufijo -ista es especialmente productivo para formar nombres, y adjetivos, tomando como base un nombre que acaba en el sufijo -ismo que acabamos de ver arriba. La base suele indicar, frecuentemente, una ideología o una corriente artística y la forma derivada en -ista tiene el significado de "que sigue a X; el que es partidario de X". Las derivaciones son nombres y adjetivos.

el cubismo (kubisme)

(el) cubista (kubist; kubistisch)

el comunismo (communisme)

(el) comunista (communist; communistisch)

el realismo (realisme)

(el) realista (realist; realistisch)

el pesimismo (pessimisme)

(el) pesimista (pessimist; pessimistisch)

 

Cabe preguntar si la derivación propuesta aquí, en términos de un nombre comunismo del que se deriva un adjetivo o un nombre comunista (comunismo => comunista) es correcta. Evidentemente, la derivación también podría ser al revés: el nombre comunismo podría derivarse del adjetivo o nombre comunista (comunista => comunismo).

Sin embargo la primera derivación es la más plausible, ya que fenómenos como el cubismo, comunismo y realismo existían antes que sus partidarios y seguidores (cubistas, comunistas y realistas, respectivamente). Por consiguiente los nombres terminando en -ismo se introdujeron antes que las formaciones en -ista. En estos casos se ve que información extra-lingüística puede ser decisiva para el análisis morfológico.